Mié. Abr 8th, 2020

Uno de cada cuatro integrantes de caravana migrante son niños en la mira de grupos criminales; Save the Children urge protegerlos

La odisea de miles de centroamericanos, en su mayoría, hondureños, y salvadoreños que buscan cruzar la frontera con México ya sea para llegar a Estados Unidos o bien asentarse en territorio nacional tiene su rostro más dramático en los niños, ya sea los que van acompañados por un adulto o familiares pero sobre todo entre aquellos que viajan solos.

Van expuestos al peligro que significan los grupos criminales que los reclutan o secuestran en el caso de las niñas para trata de personas o prostitución o incluso quedar en custodia de las autoridades migratorias mexicanas donde muchas veces el mejor trato o condiciones en los centros de detención no es el mejor.

Se estima que el 25% de los integrantes de esta caravana son niñas, niños y adolescentes, según información que ha recabado la organización “Save the Children” en países como Honduras, Guatemala y El Salvador, por lo cual advierte que este sector de los migrantes “pueden estar expuestos a peligros como las redes de trata, en particular, aquellos que viajan no acompañados,” para quienes solicitó medidas especiales de protección.

Este organismo internacional con presencia en 120 países del mundo, advierte al gobierno mexicano la necesidad de poner en marcha planes que busquen la protección especial e integral de niños, niñas y adolescentes frente a los enfrentamientos que han sucedido y puedan suceder a lo largo de los próximos días, a fin de protegerlos de las amenazas que les acechan como un sector altamente vulnerable.

De acuerdo al secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida en este sexenio ha habido un aumento de migración centroamericana que intenta llegar a Estados Unidos y que se queda en EU. Solamente de tres años para acá la población de centroamericanos que ingresan a territorio nacional ha aumentado en un 59%.

El funcionario explica que la cifra de niños y niñas que ingresaron al país de manera ilegal asciende a 148 mil, lo que representa un incremento de más del 300 % con respecto al sexenio anterior.

Al menos 80 mil de esos 148  mil niños y adolescentes –agrega- eran niños y estaban acompañados por un familiar y el resto casi 70 mil niños no estaban acompañados por un familiar adulto.

Navarrete Prida, asegura que todos ellos “se les ha tratado conforme a los protocolos internacionales que México ha firmado de protección para que tengan un retorno seguro asistido por personal mexicano que regresa con ellos a sus lugares de origen y al lugar con sus familias”.

La desinformación y la falta de claridad ha llevado a la desesperación a mucha gente. Muchos niños no han comido ni han tomado agua y requieren valoraciones médicas, advierte  Jorge Vidal, Director de Programa de Save the Children en México.

Los niños, niñas y adolescentes migrantes que transitan por México bajo una condición migratoria irregular son por lo regular personas en fuga, víctimas y sobrevivientes de la violencia estructural, social e institucional en sus países de origen. La mayoría proviene de Guatemala, Honduras y El Salvador, sin duda una de las regiones más violentas del planeta, según estudio del Consejo Ciudadano del Instituto Nacional de Migración (INM) que depende de la Secretaria de Gobernación.

El asunto es que para cumplir su sueño tienen que cruzar por México, un país también golpeado por la inseguridad y el control territorial del crimen organizado donde  no solo  enfrentan situaciones por demás peligrosas, sino también condiciones incluso violatorias de sus derechos humanos por las situaciones que viven en los centros de detención del INM en caso de caer en manos de las autoridades mexicanas.

ESTANCIAS SOBREPOBLADAS

Y es que los centros de estancia migratoria están saturados en su mayoría y no cumplen con los requisitos mínimos de higiene o condiciones para mantener ahí a los niños, niñas y adolescentes (NNA)  extranjeros detenidos por no contar con una acreditación de su estancia legal en México.

Un ejemplo de esta incapacidad de atención que es de particular relevancia es el caso del centro migratorio y los albergues de Tapachula, ya que esta ciudad resulta estratégica para las operaciones de detención y deportación de extranjeros indocumentados en México y llega a recibir hasta al 65% de los detenidos a nivel nacional, incluyendo a los NNA, de acuerdo al Informe final “Personas en detención  migratoria en México”, del Consejo Ciudadano del Instituto Nacional de Migración

Los agentes del INM entrevistados confirmaron que los albergues del DIF en Tapachula, a donde se trasladan los NNA migrantes referidos por el INM, tienen una capacidad real para: 24 menores en el DIF municipal (de 0 a 5 años) y de 20 a 40 menores en el DIF estatal (de 6 a 17 años).

“Estas cifras son ampliamente rebasadas por el número de NNA que recibe el centro migratorio de Tapachula, y por ello sucede que un número importante de NNA tiene que permanecer en las instalaciones del INM, aún con problemas de sobrepoblación. Situaciones  parecidas se repiten sistemáticamente en otros centros migratorios (grandes y pequeños) de otras ciudades donde no se cuentan con albergues alternativos a la detención de los NNA”, refiere el informe.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.