Mié. Abr 8th, 2020

Con conmovedora carta, James Gunn detiene rodaje de «Suicide Squad» por muerte de su lomito adoptado

El director de cine James Gunn paró las grabaciones de «Suicide Squad 2» para poder viajar a despedir a su perrito Wesley, a quien despidió con conmovedoras palabras.

Mediante publicaciones en sus redes sociales, Gunn agradeció al equipo, elenco y rodaje de la película por permitirle parar la producción en Panamá y regresar a casa para poder despedir a su lomito.

En sus publicaciones contó como había compartido 17 años con su perro, quien pasó de ser un cachorro enmarañado que vivía en las calles a un canino que amaba a todo el mundo, por lo que en su honor llamó a donar a organizaciones o adoptar perros de la calle.

View this post on Instagram

The clip clop of your toenails against the floor behind me was the soundtrack of my life. For nearly seventeen years, you were with me. I’ve spent more time with you than any other being on this planet. You lived with me across the world – in Los Angeles, in London, in Malibu, in Atlanta. You roamed the sets of my films (and roamed into more than one shot). You were with me through my successes and failures, and you didn’t care a whit about them, as long as I was there for a cuddle, a belly rub, a wrestle, a walk, or a treat. Every night you would fall asleep curled tightly against my side and every morning you would lick my calf good morning while I peed. When I had to be away in a hotel room and couldn’t sleep, I’d take a pillow from the bed and put it against my side and pretend it was you. It usually helped. Through a divorce and a chaotic single life and various relationships, you were my one true constant. And in my darkest hours, you were the slim tether of love and joy that kept me connected to this fragile life. To the world you were Dr. Wesley Von Spears, or Von Spears, but to me you were Wesley, and the best friend I ever had. I love you, buddy. Thank you for making me a better man. — Wesley passed away peacefully in my arms last week. The crew, cast, and studio were kind enough to allow me to shut down production in Panama and fly home to be with him. Although Jenn and I are both heartbroken, we know Wesley had an amazing, long life filled with people who loved him, and wise and compassionate veterinary care. Playful until the very end, he had come a long way from a stray, matted, snaggle-toothed puppy found wandering the streets of Carson City, California. Thank you to all of you, too numerous to mention, who helped make his life so wonderful and healthy. And, if you are so inclined, please consider making a donation to @SpayPanama to help dogs that don’t have the same advantages Wesley had. ❤️ #VonSpears

A post shared by James Gunn (@jamesgunn) on

El golpeteo de tus uñas de los pies contra el suelo detrás de mí fue la banda sonora de mi vida. Durante casi diecisiete años, estuviste conmigo. He pasado más tiempo contigo que cualquier otro ser en este planeta. Viviste conmigo en todo el mundo: en Los Ángeles, en Londres, en Malibú, en Atlanta. Recorriste los sets de mis películas (y recorriste más de una toma). Estuviste conmigo a través de mis éxitos y fracasos, y no te importó nada de ellos, siempre que estuviese allí para un abrazo, un masaje en el vientre, una lucha, una caminata o un regalo. Todas las noches te quedarías dormido acurrucado contra mi costado y cada mañana me lamerías la pantorrilla buenos días mientras me orinaba. Cuando tenía que estar lejos en una habitación de hotel y no podía dormir, tomaba una almohada de la cama y la ponía contra mi costado y fingía que eras tú. Usualmente ayudaba. A través de un divorcio y una vida soltera caótica y varias relaciones, fuiste mi única constante. Y en mis horas más oscuras, eras la delgada cuerda de amor y alegría que me mantenía conectado con esta vida frágil. Para el mundo eras el Dr. Wesley Von Spears, o Von Spears, pero para mí eras Wesley y el mejor amigo que he tenido. Te amo amigo. Gracias por hacerme un mejor hombre. Wesley falleció pacíficamente en mis brazos la semana pasada. El equipo, el elenco y el estudio tuvieron la amabilidad de permitirme cerrar la producción en Panamá y volar a casa para estar con él. Aunque Jenn y yo estamos desconsolados, sabemos que Wesley tuvo una vida increíble y larga, llena de personas que lo amaron y una atención veterinaria inteligente y compasiva. Juguetón hasta el final, había recorrido un largo camino desde un cachorro callejero, enmarañado y de dientes enredados que deambulaba por las calles de Carson City, California. Gracias a todos ustedes, demasiado numerosos para mencionar, que ayudaron a que su vida fuera tan maravillosa y saludable. Y, si está tan inclinado, considere hacer una donación a @SpayPanama para ayudar a los perros que no tienen las mismas ventajas que Wesley tenía.

View this post on Instagram

All humans and most animals have a point in their lives where they feel hurt or betrayed or rejected and thereafter they never fully trust others, at least not initially. There’s a wariness that all of us carry from that earlier life damage. One of the most beautiful things about Wesley was, although he had been a street dog, he didn’t have wariness or doubt about himself whatsoever. He just automatically assumed that everyone in the world loved him and he loved everyone. Sometimes he was wrong! He was in my office for all of my meetings on Guardians of the Galaxy Vol. 1, and would become temporary best friends with whatever actor or head of department came to meet with me – most of whom loved a very friendly dog hanging around. But one actor meeting with me for a role clearly didn’t like dogs. When Wes sidled up to her, wagging his tail, she was like, “Ugh.” When she sat down on my couch to discuss the role, he sat on her lap, doggy smiling, tongue dangling, staring up at me, like, “Look at this cool person I found!” I was embarrassed and kept making him get down but he’d gaze at me, baffled, like, “What kind of monster are you to deprive this poor woman of ME?” He pranced out of the room with blissful confidence that that actor, like all others, adored him. (No, she didn’t get the role). I often think of Wesley as my role model in that way – how great would it be always believing I was awesome, everyone thought I was awesome, and every person I met was as awesome as me? Every individual was a pure delight and someone to get to know immediately and intimately. That was Wes. They say our dogs become like us. Me, I hope I became more like him. #vonspears

A post shared by James Gunn (@jamesgunn) on

Todos los humanos y la mayoría de los animales tienen un punto en sus vidas en el que se sienten heridos, traicionados o rechazados y, por lo tanto, nunca confían completamente en los demás, al menos no inicialmente. Hay una cautela que todos llevamos de ese daño anterior a la vida. Una de las cosas más bellas de Wesley era que, aunque había sido un perro callejero, no tenía dudas ni dudas sobre sí mismo. Simplemente asumió automáticamente que todos en el mundo lo amaban y él amaba a todos. ¡A veces se equivocaba! Él estaba en mi oficina para todas mis reuniones sobre Guardianes de la Galaxia Vol. 1, y me convertiría en mejores amigos temporales con cualquier actor o jefe de departamento que viniera a reunirse conmigo, la mayoría de los cuales amaba a un perro muy amigable. Pero a un actor que se reunió conmigo para un papel claramente no le gustaban los perros. Cuando Wes se acercó a ella, moviendo la cola, ella dijo: «Ugh». Cuando ella se sentó en mi sofá para discutir el papel, él se sentó en su regazo, sonriendo perrito, con la lengua colgando, mirándome, como, «¡Mira a esta persona genial que encontré!» Estaba avergonzado y seguía haciéndolo bajar pero él me miraba desconcertado, como, «¿Qué clase de monstruo eres para privarme de esta pobre mujer?» Salió de la habitación con la dicha feliz de que ese actor, como todos los demás, lo adoraba. (No, ella no consiguió el papel). A menudo pienso en Wesley como mi modelo a seguir de esa manera: ¿cuán grandioso sería siempre creer que soy increíble, todos pensaron que era increíble y cada persona que conocí fue tan increíble como yo? Cada individuo era una delicia y alguien a quien conocer de forma inmediata e íntima. Ese fue Wes. Dicen que nuestros perros se vuelven como nosotros. Yo, espero ser más como él.

Te puede interesar:

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.